Antes de nada, cortamos las costillas a lo largo entre costilla y costilla. Las disponemos en una bandeja para horno. Untamos las costillas por ambos lados con la mezcla del zumo de limón, el vaso de vino, sal y aceite.
Precalentamos el horno a 180ºC y colocamos la bandeja con las costillas durante unos 35 minutos. Vamos dando la vuelta a la carne para que se vaya dorando por todos lados.
Una vez asadas, las sacamos del horno y servimos calientes, acompañadas de unos garbanzos salteados en una sartén con aceite de oliva.

Costillas de cerdo con garbanzos

Ingredientes para 4 personas:
– 1,5 kg. de costillas de cerdo.
– Zumo de un limón.
– Vino blanco.
– 100 gr. de garbanzos cocidos.
– Aceite de oliva y sal.