Recetas de pinchos vascos
¿Quién no ha probado alguna vez en su vida los famosos pinchos (pintxos) vascos? Si todavía no has tenido la oportunidad de degustar la receta más famosa de la cocina vasca, no te pierdas nuestro artículo de hoy.

Mucho más que gastronomía, los pinchos vascos son cultura, historia y tradición. Pequeñas e irresistibles delicias en miniatura que conquistan incluso a los gourmets más exigentes. Y los hay para todos los gustos. ¡Aquí van algunas recetas muy fáciles de preparar!

Tortilla de bonito

Así que vamos a obsequiar a nuestro paladar con unos sabores absolutamente increíbles y al alcance de cualquier persona.

¿Algo sencillo y rápido? Pues apúntate al bocadillo de tortilla con bonito. Bate bien dos huevos hasta que salga espuma, mezcla con una lata una bonito, y deja que el huevo se cuaje en la sartén. Cuando esté listo, corta trozos pequeños de tortilla, que tendrás que meter entre dos rebanadas de pan. ¡Y listo!

Recetas de pinchos vascos

Salmón con langostino, queso y calabacín

Si te gusta el pescado, un pincho también muy fácil y que siempre triunfa es el rollito de salmón relleno de langostino y queso, sobre un trozo de calabacín. Un pincho que además ganó un premio por su increíble innovación.

Sobre una rodaja de calabacín, tendrás que colocar un rollito de salmón, en cuyo interior tienes que colocar un langostino y queso en crema. Cuando hayas terminado introduce en el horno tus pinchos, hasta que estén en su punto. ¡Pruébalos si es necesario! Y por último, echa por encima un chorrito de mahonesa, a base de leche y aceite.

Y morcilla con pan frito

Recetas de pinchos vascos
Y para los amantes de la carne: una brocheta de morcilla con pan frito. ¡Un manjar de reyes! Tienes que cortar una morcilla sin piel en rodajas y ensartar cada una en un palo de brocheta. Después envuelve cada porción con dos trozos de pan de molde. Y antes de servir tu pintos, tienes que freírlos en una sartén con aceite hasta que adquieran un color dorado. Si quieres, puedes acompañar tus brochetas con alguna salsa, por ejemplo de pimientos.

¿Qué te han parecido nuestras ideas? Pues ahora es tu turno, ¿qué otros pinchos nos sugieres? Anímate a crear tus propios pinchos.