Recetas de cocina divertidas para niños
La gastronomía es la asignatura pendiente en la educación de nuestros hijos. Un tema que muchos padres pasan por alto y que es de vital importancia.

Conseguir que los pequeños de la casa consuman más verduras y hortalizas es difícil, pero no imposible. ¿El secreto? La presentación y la decoración. Una cara divertida o un plato con muchos y diferentes colores, y problema solucionado. Así que no te pierdas las propuestas gastronómicas que te traemos hoy: divertidas, fáciles, rápidas y muy sanas.

Las frutas más originales

¿Te gustaría que tus hijos consumieran más fruta en lugar de tantos dulces? Pues preséntales una divertida pera como la que tienes en la primera imagen de nuestro post y seguro que no pueden resitirse. ¡Ni siquiera yo puedo, y soy adulta!

Es muy fácil: limpia y pela hasta la mitad la pera, y termina la decoración con unas cuantas uvas y fresas pinchadas con palillos. Puedes colocar en los ojos algún trocito de chocolate para dar un toque dulce. ¡No hay niño que pueda resistirse a esta simpática pera! Es perfecta para fiestas infatiles.

Arroz cocido y verduras

Recetas de cocina divertidas para niños
También puedes preparar con tus hijos un poco de arroz cocido y dibujar una simpática cara utilizando verduras y hortalizas. Gisantes en los ojos, espinacas o trozos de zanahoria para el cabello… Deja volar la imaginación y experimenta.

Otro postre que también tiene mucho éxito es la palmera tropical con deliciosas frutas. ¿Cómo se hace? Muy sencillo. Corta un plátano en varios trozos para hacer el tronco de tu palmera, y como base utiliza una rodaja de naranja.

Para hacer las hojas verdes de nuestra divertida y exótica palmera tienes que cortar varios trozos de kiwi, distribuídos en la parte superior. Un postre muy sano, divertido y sencillo para que tus hijos se olviden de la bollería industrial.

Comida sana que estimula la imaginación

La mejor forma de conseguir que los pequeños de la casa descubran nuevos y nuritivos sabores, de una forma muy divertida y creativa que además estimulará su imaginación.

Recetas de cocina divertidas para niños
Y terminamos con otro plato que también conquistará a tus hijos: unos divertidos muñecos de nieve con huevo duro. Para ello tienes que cocer durante unos 15 minutos unos huevos. Espera a que se enfríen y retira la cáscara.

A continuación tienes que decorarlos con los ingredientes que quieras. Puedes colocar unas aceitunas rellenas para los ojos y un trozo de zanahoria cruda para la nariz.

Y ahora te toca a ti, ¿qué otras recetas conoces y quieres compartir con nosotros?