Receta de triángulos de Camembert fritos
Si eres un fan de los quesos estás de enhorabuena ya que esta receta es perfecta para ti. Se trata de unos deliciosos triángulos de Camembert fritos que son ideales para tomar como aperitivo antes de una comida o cena junto a la familia o amigos. El fundido y la cremosidad de los triángulos son realmente maravillosos y harán que los invitados quieran repertir una y otra vez.

No pierdas detalle de los ingredientes y ponte rápidamente manos a la obra con esta maravillosa receta de queso.

Ingredientes

– 1 queso Camembert
– 1 huevo
– 1 cucharada de leche
– pan rallado
– aceite de oliva virgen

Cómo elaborar los triángulos de Camembert fritos

Como vas a ver enseguida se trata de una receta muy sencilla y fácil de elaborar por lo que no tendrás excesivos problemas a la hora de hacerla. Lo primero que debes tener en cuenta es que el queso debe de estar bien frío para que puedas trabajar con el mismo sin problemas. De esta manera es aconsejable que metas el queso en el congelador unos 20 minutos antes de empezar a hacer el aperitivo. Acto seguido debes cortar el queso en 14 porciones del mismo tamaño y separar con cuidado. Seguidamente bate el huevo junto con la leche. Ve cogiendo las porciones de queso y pasa primero por el huevo que has batido y después por un poco de pan rallado. Vuelve a repetir dicha operación de antes para sellar perfectamente el empanado.

Receta de triángulos de Camembert fritos

Freír los triángulos con cuidado

Coge una sartén con abundante aceite y calienta. Añade un par de triángulos y ve friendo con mucho cuidado para que no terminen deshaciéndose. Cuando veas que están dorados, ve sacando el queso y deja en una fuente con papel de cocina para evitar el exceso de aceite. Sirve inmediatamente y ya puedes disfrutar de estos maravillosos triángulos de Camembert fritos. Como consejo personal puedes acompañar este maravilloso entrante con un poco de mermelada o de miel y una buena copa de Rioja como es el caso de este maravilloso Rioja Reserva Barón de Ley. Sin lugar a dudas se trata de un entrante perfecto para cualquier amante de los quesos y es que la combinación del exterior crujiente con la cremosidad del interior hacen del mismo un plato de diez. Espero que te haya gustado esta receta de triángulos de Camembert fritos y te animes a elaborarlo cualquier día y sorprrender gratamente a todos tus invitados.