Receta de Gingerbread o pan de jengibre
El gingerbread es una receta tradicional anglosajona y muy famosa en todo el mundo que consiste en un exquisito y sabroso pan de jengibre ideal para tomar en los meses de otoño y de invierno. Si te gusta lo dulce no pierdas detalle de esta receta ya que no hay nada mejor que degustar una porción de este bizcocho junto a una buena taza de café caliente.

Acto seguido te enumero los ingredientes que vas a necesitar para hacer el gingerbread y te puedas poner rápidamente manos a la obra con esta receta de gingerbread.

Ingredientes

– 220 g de puré de manzana
– 2 huevos
– 50 g de azúcar moreno
– 65 ml de aceite
– 100 ml de melaza
– 70 g de harina de centeno
– 100 g de harina de repostería
– 1/2 cucharadita de sal
– 1 cucharadita de canela molida
– 1 cucharada de jengibre molido
– 1/4 cucharadita de nuez moscada molida
– 1 cucharadita de bicarbonato de sodio

Elaboración del gingebread o pan de jengibre

En primer lugar debes precalentar el horno a 180 grados y coger un molde rectangular para hacer el pan y poner un poco de papel sulfurizado para que el bizcocho no se peque. Acto seguido añade a un bol el puré de manzana junto con la melaza, los huevos, el azúcar y el aceite. Coge unas varillas y ponte a batir hasta obtener una mezcla homogénea. Coge otro bol y añade la harina de centeno junto con la de repostería, la sal, las especias y el bicarbonato.

Forma un hueco en medio y añade la masa que tenías reservada. Empieza a mezclar de forma suave hasta conseguir una masa sin nada de grumos. Añade la mezcla al molde e iguala con la ayuda de una espátula. Puedes añadir un poco de almendras picadas por encima.

Receta de Gingerbread o pan de jengibre

Meter el gingerbread o pan de jengibre en el horno

Meter el molde dentro del horno y dejar hornear durante unos 45 minutos más o menos hasta que veas que el bizcocho está hecho. Ten cuidado de no pasarte en su horneado porque puede quedarte un bizcocho seco y poco jugoso.

Deja enfriar unos minutos y acto seguido desmolda el gingerbread con mucho cuidado. Sirve inmediatamente y ya puedes disfrutar de un delicioso pan de jengibre que hará las delicias de toda la familia. Puedes cortarlos en pequeñas porciones y espolvorear con un poco de azúcar glas. Una receta muy sencilla de hacer y que es perfecta para tomar durante estos meses de frío y de bajas temperaturas.