Receta de natillas de mandarina y jengibre
Las natillas es uno de esos postres caseros que a todos gusta, ya sea por su cremosidad o por su sabor. En esta ocasión traigo una variante de las natillas clásicas, ya que en esta ocasión están hechas con mandarina y jengibre. Si no las has probado todavía, debes hacerlo porque te van a encantar, así que toma nota de los ingredientes necesarios para elaborar este riquísimo postre casero.

Ingredientes

– 200 gramos de zumo de mandarina
– la piel rallada de dos mandarinas
– 1 trozo de raíz de jengibre
– 600 gramos de leche
– 25 gramos de Maizena
– 80 gramos de azúcar
– 4 yemas de huevo

Preparación de las natillas de mandarina y jengibre

Para empezar a preparar las natillas, lava bien todas las mandarinas. Ralla la piel de ambas y acto seguido haz el zumo de mandarina. Pela la raíz del jengibre y seguidamente coge un cazo y añade el zumo, la piel rallada y el jengibre. Agrega también la leche y reserva un poco de ella para disolver la maizena. Calienta el cazo y espera a que hierva.

Mientras tanto, añade las yemas en un bol junto con el azúcar. Con la ayuda de unas varillas bate todo bien. Agrega al bol la leche junto con la maizena y bate bien. Cuando observes que la leche hierve, retira el cazo del fuego y tápalo durante un par de minutos. Retira el jengibre y añade la mezcla del bol.

Receta de natillas de mandarina y jengibre

Deja espesar y mete en la nevera

Cocina todo a fuego lento sin dejar de remover hasta que veas que empieza a espesar. Apaga el fuego y vierte las natillas en cuencos individuales. Deja enfriar las natillas y mételas en el frigorífico durante un par de horas. Sirve y disfruta de estas deliciosas natillas de mandarina y jengibre. Un postre realmente delicioso y que gustará a toda la familia. Que aproveche.