Receta de albóndigas de merluza en salsa verde
Las albóndigas es uno de esos platos tradicionales y populares de la gastronomía española que a todo el mundo suele gustar. Hoy en día se pueden hacer albóndigas de casi todo ya sea carne o pescado. Estas albóndigas de merluza en salsa verde están realmente buenas y con las mismas te chuparás los dedos una y otra vez.

No pierdas detalle y toma buena nota de los ingredientes que vas a necesitar para elaborar esta receta tan rica y deliciosa.

Ingredientes

– 250 gramos de lomos de merluza limpios y sin piel
– 1 Huevo
– 75 gramos de miga de pan
– 75 ml de leche
– 30 ml de vino blanco
– Media cebolla
– 250 ml de caldo de pescado
– Harina
– 1 Ajo
– Perejil
– Sal
– Aceite de oliva

Elaboración de las albóndigas de merluza en salsa verde

En primer lugar debes coger los lomos de merluza y cortarlos en trozos muy pequeños. Acto seguido añade la merluza troceada a un bol junto con el ajo picado, el perejil, la miga de pan remojada en leche y el huevo. Coge un tenedor y empieza a batir todo muy bien.

Cuando tengas una masa compacta y homogénea, ve cogiendo y formando las albóndigas del tamaño que quieras. Seguidamente ve pasando todas las albóndigas por harina y reserva. Pin a calentar abundante aceite y cuando esté caliente empieza a freír las albóndigas. Pasado unos minutos y cuando veas que están bien doradas, puedes ir sacándolas y dejarlas en una fuente con papel de cocina para eliminar el exceso de aceite.

Receta de albóndigas de merluza en salsa verde

Elaboración de la salsa verde

A continuación es el turno de la salsa verde por lo que tienes que coger la cebolla y el ajo y trocearlos finamente. Sofríe en un poco de aceite durante unos minutos. Añade el perejil picado junto con el vino blanco. Espera unos minutos a que el alcohol se evapore y acto seguido añade todo el caldo de pescado. Deja cocinar todo durante unos 10 minutos a fuego medio.

Añade las albóndigas que tenías reservadas y deja unos minutos más a fuego lento para que las propias albóndigas de merluza se impregnen de la deliciosa salsa verde. Sirve inmediatamente y disfruta de esta receta con la que querrás repetir una y otra vez. Se trata de un plato perfecto para que los más peques puedan comer algo de pescado sin quejarse. Espero que te haya gustado esta receta tan fácil y sencilla y te animes a hacerla un día de éstos.