Preparar comida japonesa
La comida oriental y más concretamente la japonesa está de moda, sobre todo en las ciudades más cosmopolitas. A parte de los platos chinos y japoneses, que son los reyes de la comida asiática, existen otras cocinas como la tailandesa, la coreana o la vietnamita que destacan por su variedad de ingredientes y gastronomía.

Algunas de las especialidades en comida japonesa son la siguientes:

Sashimi: pescado crudo cortado en finas láminas. Los pescados más cocinados son el atún, el salmón, la caballa, el pulpo, el calamar y las gambas. El requisito fundamental es que el pescado sea extremadamente fresco, casi recién sacado del mar.

Sushi: pescado crudo que se presenta sobre una bolita de arroz con vinagre. Otra variante muy interesante es cortar un trozo de pescado crudo y enrollarlo en arroz envuelto en una lámina de algas prensadas. En Estados Unidos se suele conocer como California Roll.

Tempura: Plato japonés muy popular, aunque se trata de una importación de los portugueses. Consiste en trozos de carne, pescado o verduras con una ligera fritura de harina, y untado con una salsa especial.

Condimentos: Los más utilizados es la salsa soya o de soja para condimentar la mayoría de los platos japoneses. El wasabi es una pasta verde hecha con rábano tremendamente picante que se emplea en muy pequeñas cantidades para aderezar el sushi o mezclar con la salsa soya.

Shabu Shabu: Láminas muy finas de buey crudo que se cogen con palillos y se sumergen en agua hirviendo para cocinarlo y comerlo al momento.

Sake: Bebida alcohólica muy famosa en Japón. Se hace a base de arroz, agua y contenido alcohólico de unos 15º. Existe sake aromatizado con ralladura de naranja y otras especialidades, se puede tomar tanto frío como caliente.