Preparar comida china
La comida china fue la primera en introducirse en nuestro país, pues sigue siendo lo que mucha gente identifica con “comida oriental”. A pesar del menú limitado que ofrecen muchos restaurantes chinos, lo cierto es que la cocina china es tan variada como el mismo país. Veamos algunas de sus especialidades:

Dim sum: No es un plato en concreto sino una forma de presentar varios alimentos diferentes, al estilo de las tapas españolas, pues se sirven en pequeños platitos. El dim sum se sirve de una forma muy curiosa: las camareras pasan con carritos llenos de tapas variadas y cada comensal tiene que pedir lo que quiere según se acercan a la mesa.

Pato lacado: Una de las especialidades de Beijing y debe denomina de tal forma por su aspecto lacado (cobrizo) a una mezcla de aceite y melaza con que se cubre la piel antes de cocinarlo.

Rollitos de primavera: Hojaldre en forma de cilindro pequeño relleno de carne y/o verduras variadas que se fríe un poco y posteriormente se unta en salsa de soja o salsa agridulce.

Sopa wonton: Won Ton significa “tragarse una nube” y hace referencia a la forma de los envoltorios rellenos de carne que surcan en la sopa. El relleno es de carne de cerdo aderezado con varias salsas.

Chow mein: Fideos chinos fritos y aderezados con trozos de pollo o cerdo y una variedad de verduritas muy sabrosas.