La verdadera receta de patatas bravas
Las patatas bravas es seguramente junto con la ensaladilla rusa una de las tapas más populares en la cocina española. A día de hoy existen numerosas formas de elaborar unas deliciosas patatas bravas pero pocas siguen al pie de la letra la receta original y auténtica.

No pierdas detalle y toma buena nota de los ingredientes que vas a necesitar para elaborar la verdadera receta de patatas bravas y sorprender gratamente a todos tus invitados.

Ingredientes

– 3 patatas medianas
– 3 cucharadas de salsa brava
– aceite de oliva virgen extra
– sal
– perejil para decorar

Para la salsa brava
– 1/2 cebolla
– 1/2 cucharada de pimentón dulce
– una cucharada de pimentón picante
– 2 cucharadas de harina
– 500 ml de caldo de pollo

Elaboración de las patatas bravas

En primer lugar hay que elaborar la famosa salsa brava por lo debes empezar por cortar la cebolla muy fina. Añadir a una sartén con aceite y pochar durante unos 5 minutos. Acto seguido cuando la cebolla está totalmente transparente añade el pimentón dulce junto con el pimentón picante. Mezcla todo bien y sigue cocinando durante un minuto. Añade la harina y deja cocinar durante un par de minutos. Acto seguido debes agregar el caldo de pollo poco a poco para que la salsa vaya ligando perfectamente. Cocina durante unos 10 minutos más o menos para que la salsa vaya cogiendo cuerpo y retira la sartén del fuego. Coge una buena batidora como por ejemplo la Bosch Ergo Mixx MSM66110 de 600 W y tritura todo bien. Pasa la misma por un colador y ya está lista la famosa salsa brava. Ahora es el turno de elaborar las patatas por lo que hay que pelarlas y cortarlas en trozos que sean irregulares. Pon bastante aceite de oliva a calentar y ve friendo a fuego medio hasta que estén perfectamente fritas.

La verdadera receta de patatas bravas

Añadir la salsa brava a las patatas

Reserva las patatas en una fuente con papel de cocina para eliminar el exceso de aceite. Acto seguido coge la salsa brava y añade por encima de las patatas. Espolvorear con un poco de perejil picado y sirve inmediatamente. Ya puedes disfrutar de unas auténticas patatas bravas y acompañarlas con una buena cerveza bien fría. No hay nada mejor que tomar este aperitivo o entrante para ir haciendo boca para el plato principal. Espero que te haya gustado esta fantástica receta de patatas bravas y te animes a hacerlas durante estos días en los que empieza a apetecer tomarse una buena tapa al aire libre.