Comida para llevar al trabajo
¿Tú también tienes que llevar cada día el tupper con comida a la oficina? Si es así, nuestro artículo de hoy te interesa mucho, así que no pierdas detalle porque en esta ocasión te explicaremos cómo disfrutar de una alimentación sana y deliciosa en cualquier parte.

Por supuesto, no puedes olvidarte de llevar contigo los envases de plástico adecuados, de buena calidad, con cierre hermético y que se puedan calentar en el microondas. Todo ello guardado en su correspondiente bolsa para llevar la comida a la oficina o de excursión al campo.

¿Qué comidas son las mejores para llevar con nosotros al trabajo? Uno de nuestros platos favoritos son las ensaladas que puedes preparar de muchas formas diferentes, pero sin renunciar al mejor sabor y a una dieta sana y equilibrada.

Si estás cansado de la ensalada tradicional, siempre puedes innovar y preparar algo diferente. Por ejemplo una ensalada con frutas naturales, con pasta o con arroz salvaje. Incluso puedes sustituir el aliño que utilizas normalmente por una salsa diferente o añadir un yogur natural. ¡A nosotros el sabor nos encanta!

El sándwich es otro clásico que solemos llevar habitualmente a la oficina, pero no ese típico bocadillo de restaurante de comida rápida, sino un sándwich más sano con lechuga, tomate, tu verdura favorita, pollo cocido, atún o jamón. Y por supuesto, no te olvides tampoco de llevar una pieza de fruta y algún zumo o batido.

Dedica al menos media hora para comer tranquilamente y sin prisas, ya que comer rápido engorda más al no llegar la señal de saciedad al estómago. Y para esos momentos del día en los que tenemos hambre pero no queremos picar entre horas siempre puedes engañar al estómago con algún té o infusión que son mucho más sanas.