Auténticas torrijas sevillanas
Si hay algo que me gusta de la Semana Santa son sin duda las torrijas, es un dulce típico de estas fechas que me encanta. Como son las que he comido desde pequeño y las que mejor recuerdo me traen, te traigo la auténtica receta de las torrijas sevillanas con vino y miel, aunque hoy en día hay muchas variedades: con leche, azúcar e incluso con chocolate.

Ingredientes

– Pan especial para torrijas (unas 18 rebanadas)
– 3/4 litro de vino blanco
– 1/2 kilo de miel de flores
– 4 huevos
– 1/2 litro de aceite de girasol
– 1/4 litro de aceite de oliva virgen extra
– 2 cucharadas de azúcar
– 1/2 vaso de agua

Preparación de las torrijas

Primero coge una sartén grande, mezcla los dos aceites y pónlos a calentar. Por otro lado bate bien los 4 huevos añadiendo medio vaso de agua para evitar que a las torrijas le salgan flecos. En otro bol añadimos el vino junto con las 2 cucharadas de azúcar para eliminar la acidez.

A continuación ve agrupando las rebanadas en grupos de tres, con cada tanda harás lo siguiente: mójalas en el vino, sácalas y escúrrelas bien, pásalas por huevo batido y empieza a freírlas. Hay que darles un par de vueltas para que se doren bien por los dos lados. Una vez fritas, ve sacándolas y colócalas en una fuente rectangular para empezar a ponerles la miel.

Auténticas torrijas sevillanas

Empapar en miel

Coge una cacerola y pon a hervir dos dedos de agua, seguidamente añade la miel, remueve y espera a que hierva de nuevo. Pon el fuego lento y ve metiendo y sacando una a una las torrijas fritas para que se impregnen bien de miel.

Finalmente colócalas en un recipiente dónde quedarán listas para servir. Reserva la miel de la cacerola para añadirlo una vez que las torrijas hayan reposado.

Sólo queda saborear las maravillosas torrijas sevillanas. Que las disfrutes.