Alitas de pollo con salsa teriyaki
Las alitas de pollo son una de las más partes más sabrosas del propio pollo y hay muchas formas de poder cocinarlas y degustarlas. En esta ocasión te voy a enseñar a prepararlas con una salsa teriyaki con la que te chuparás los dedos una y otra vez.

Son muy sencillas de hacer y se trata de un entrante perfecto para una comida o una cena entre amigos. Coge papel y lápiz y toma buena nota de los ingredientes que te van a hacer falta para elaborar un aperitivo tan rico.

Ingredientes

– 16 alitas de pollo
– 60 ml de salsa teriyaki
– 2 cucharaditas de jengibre fresco rallado
– 2 cucharadas soperas de miel
– pimienta blanca
– sal

Cómo elaborar las alitas de pollo con salsa teriyaki

Como verás a continuación se trata de una receta que no tiene ningún misterio y puedes hacer sin ningún tipo de problema cuando tú quieras. En primer lugar debes limpiar todas las alitas para eliminar algún resto de pluma que pudiera tener y partir las mismas por la mitad. Coge un bol que sea bastante grande y añade la miel junto con el jengibre fresco rallado, la salsa teriyaki y la pimienta blanca molida. A continuación añade las alitas al marinado y mezcla bien para que el pollo se impregne perfectamente de toda la salsa y pueda coger todo su sabor. Deja reposar durante unos 30 minutos y remueve un par de veces. Mientras tanto empieza a precalentar el horno a 200 grados y coloca un poco de papel vegetal encima de la bandeja del horno.

Alitas de pollo con salsa teriyaki

Colocar las alitas de pollo en la bandeja de horno

Ve colocando las alitas con cuidado en la bandeja y pinta las mismas con la ayuda de una brocha con un poco de la salsa teriyaki que ha quedado en el bol. Deja hornear durante una media hora más o menos, dándole la vuelta a mitad del horneado para que se hagan por los dos lados. Saca del horno y deja enfriar unos minutos antes de servir. Ya están listas estas deliciosas alitas de pollo con salsa teriyaki para que las disfrutes junto a tu familia o amigos. No hay nada mejor que tomarlas de entrante junto a una buena cerveza de importación como este barril de cerveza de 5 litros de la marca Heineken. Una receta sencilla y fácil que puedes elaborar en pocos minutos y que hará las delicias de todos.